Procesión de Semana Santa
Acaricia el aire su estandarte,
abriendo camino al paso
del trono majestuoso
entre el gentío expectante.
Que a su paso va creando
una emoción envolvente
a los fieles y curiosos
que de todos lados vienen.
Portado sobre sus hombros
ese peso penitente,
del nazareno-estandarte
cofrades, devotos todos.
Va caminando el cortejo,
bello soporte dorado
que argumenta la Pasión,
que desliza y balancea,
soportando con esfuerzo,
el nazareno portador.
Y en sus corazones cuaja
un cierto lazo anudado
como  fusión de lo humano
y  lo divino, blasonado
en la imagen del Señor.       
                                             Hipólito Romero Hidalgo  
                                                                         02-03-2011
 

 

TOTAL 8807 visitantesHAN VISTO ESTA PÁGINA
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=